Death Valley

Este post está integrado dentro del viaje que realizamos entre Estados Unidos y México (se irá sacando paulatinamente). En la sección “Resto Mundo”, tendréis el viaje separado por atracciones turísticas y ciudades, enlazando los días entre sí.

Nuestro tercer día en Las Vegas no lo íbamos a pasar en la ciudad, teníamos preparado una visita a un lugar que, aunque por el nombre no de mucha confianza, es obligada su visita, el Valle de la Muerte o Death Valley en inglés.

Cartél de Death Valley
Cartél de Death Valley

Nos levantamos temprano, ya que se encuentra a 220 kilómetros de Las Vegas, unas dos horas y media de trayecto. Antes de llegar (nosotros fuimos por la carretera que va por el norte, la 95) hay una gasolinera con temática alienígena, debido a que algún lugar cercano, se encuentra el Área 51 (os recomiendo que llenéis el deposito, nosotros nos la jugamos y para poder terminar de ver Death Valley tuvimos que volver a llenar el depósito, ya creíamos que era la más cercana antes de llegar). También aprovechar y comprar agua fresquita para guardarla en la nevera, así como hielos (si no los llevabais desde Las Vegas) y algo de comer (estuvimos unas 4-5 horas allí).

Death Valley está situado entre los estados de California y Nevada y, en verano, es uno de los puntos más calurosos de la Tierra junto con los desiertos de África y Oriente Medio, llegando a alcanzar en 2006 la temperatura de 58,1º C.

Hay diferentes rutas para poder ver el valle. Nosotros recorrimos parte de la carretera de Badwater, que sale a la izquierda antes de llegar al Centro de Visitantes de Death Valley (allí os podrán informar de las diferentes zonas para visitar, acceso a las zonas para dormir o echar gasolina, cosa que nosotros no sabíamos 😀 , pero bastante cara).

Empezamos nuestro recorrido en Devil’s Golf Course. Desde la carretera, sale a vuestra derecha una carretera sin asfaltar en buen estado y en menos de 10 minutos llegareis. El suelo es desértico con una gruesa capa de sal y rocas cubiertas de este mismo mineral.

Continuamos nuestro recorrido hacia Natural Bridge, tras aparcar, habrá que andar unos 800 metros para llegar a ver este puente natural en la roca. Una vez salgáis a la carretera desde Devil’s Golf Course giráis a la izquierda y, a unos tres kilómetros, el desvió se encuentra a la derecha.

Tras dar una pequeña vuelta por Natural Bridge, seguimos hacia el punto más famoso de todo Death Valley, Badwater. Es el punto más bajo del hemisferio occidental con 85,5m bajo el nivel del mar. Hay toda una zona protegida de salinas, empieza justo en el aparcamiento y termina en Devil’s Golf Course, si no hace mucho calor puedes darte una vueltecita (son 500 km2, no os perdáis 😀 ). Se pueden observar un par de hoyos en el suelo justo al salir de la plataforma de madera, en ellos puedes meter la mano y tocar el agua… que más bien ¡está fría!.

Badwater
Badwater

Ya habíamos visto el lugar más alejado de nuestro camino por el Valle de la Muerte, así que volvimos sobre nuestros pasos, pero en vez de seguir por la carretera principal, pasado el desvió de Devil’s Golf Course, a mano izquierda sale la carretera que nos llevara hasta otra maravilla de la naturaleza, Artist’s Palette (carretera de 15 kilómetros  y  de un único sentido, por eso la hicimos a la vuelta).

Artist’s Palette
Artist’s Palette

Para fotografiar Artist’s Palette es mejor hacerlo a mediodía. La gracia de este lugar es el color que han adquirido las rocas, en tonos verdes, amarillos y rojos, provenientes de la oxidación de la mica, hierro y manganeso.

Tras recorrer los 15 kilómetros de carretera (agárrense que vienen curvas 😀 ), nos quedaban dos puntos más por ver (mejor dicho ir para ver las vistas), pero como os contaba al principio, nos quedábamos sin gasolina así que paramos en Zabriskie Point (nos pillaba de paso) y tuvimos que volver a la gasolinera del Área 51, repostar (aprovechamos para comprar algo de comer y más agua), y volvimos de nuevo hacia nuestro último punto, Dante’s View.

En Zabriskie Point, tras aparcar el coche, subimos por una pequeña cuesta de un kilómetro aproximadamente y, tras llegar arriba, nos encontramos con un mirador y unas vistas a unas formaciones montañosas de colores ocre  que nos dejaron con la boca abierta.

Zabriskie Point
Zabriskie Point

Tras pasar la odisea de la gasolina, llegamos a Dante’s View. Para llegar hay que subir por una carretera bastante empinada (como un puerto de montaña, lleno de curvas, me encanta 😀 ), pero se sube bien. Lo mejor es cuando te bajas del coche y puedes vislumbrar (si el tiempo lo permite) lo que puede hacer la madre naturaleza, formaciones rocosas al fondo y un “mar” de sal que se extiende hasta donde no alcanzas a ver. Dante’s View, se encuentra a 1.700 metros de altura y, desde aquí arriba, podréis observar Badwater, el lugar más bajo del hemisferio occidental con 85,5m.

Vistas de Badwater y Devil's Golf Course desde el mirador de Dante’s View
Vistas de Badwater y Devil’s Golf Course desde el mirador de Dante’s View

Ya completamos nuestra visita a Death Valley y para volver a Las Vegas lo hicimos por la carretera 160, desviándonos unos kilómetros antes de llegar para ir a visitar Red Rock Canyon. Como en Death Valley nos retrasamos con el problemilla de la gasolina, llegamos tarde para poder entrar (de 8 a 16:30 y son 7$ por vehículo), así que nos paramos en la valla de entrada, sacamos unas fotos y continuamos rumbo al hotel.

Red Rock Canyon
Red Rock Canyon
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.