Monasterio de Santa María de Rioseco, una joya recuperada

En la comarca de las Merindades, al norte de Burgos, cerca de la localidad de Villarcayo, en el valle de Manzanedo, a orillas del Ebro, se encuentra el monasterio de Santa María de Rioseco. Los restos del antiguo monasterio cisterciense, muy bien conservados, han sido restaurados recientemente y pueden visitarse gratuitamente durante todo el año.

¿Cómo llegar al Monasterio de Santa María de Rioseco?

La mejor manera de llegar al monasterio de Santa María de Rioseco desde cualquier dirección es a través del pequeño pueblo de Incinillas. En el centro del pueblo hay un cruce de caminos que lleva en una dirección al valle de Manzanedo. Después de 3 km en dirección a Manzanedo, hay una presa sobre el Ebro. Aparca donde puedas. A 5 metros del cruce que lleva a San Martín del Rojo, que acabas de pasar, hay una pista forestal que lleva al monasterio.

¿Qúe ver en el Monasterio de Santa María de Rioseco?

Las ruinas del Monasterio de Santa María de Rioseco pueden visitarse gratuitamente en horario diurno durante todo el año. En los meses de verano se ofrecen visitas guiadas y los numerosos paneles informativos de cada sala del monasterio ofrecen más información. Debido a los enormes costes que conlleva la restauración y el mantenimiento del monasterio, los visitantes que deseen participar en una visita guiada deben consultar los horarios en el sitio web oficial.

Historia del monasterio de Rioseco

La iglesia del Monasterio de Santa María de Rioseco fue construida entre los siglos XIII y XIV, por lo que el monasterio tiene sus orígenes en esos siglos. Sus orígenes se sitúan en la primera fase cisterciense, como demuestran la modestia decorativa de las ménsulas del lado norte de la iglesia y los capiteles de las columnas decorados con motivos botánicos.

claustro

Más tarde, en el siglo XVI, el monasterio experimentó un verdadero renacimiento, y el auge económico que experimentó hizo que se realizaran amplias ampliaciones, como la creación de salas capitulares y habitaciones para los monjes, y el tallado del claustro. La última fase de la construcción del monasterio se llevó a cabo en estilo barroco, y el actual claustro y las sillas se completaron a principios del siglo XVII.

En 1835 se aprobó la ley desamortizadora de Mendizábal y la mayor parte de los bienes de la iglesia se vendieron al mejor postor. El convento de Santa María de Rioseco permaneció en manos privadas y se deterioró hasta 1953, cuando fue devuelto al Arzobispado de Burgos. La iglesia estuvo abierta para los servicios hasta la década de 1970, cuando fue desmantelada y las ruinas olvidadas y saqueadas.

Restauración del Monasterio

En 2008 se dieron los primeros pasos para restaurar los restos del monasterio de Santa María de Rioseco, pero no fue hasta 2010 cuando se limpió de maleza todo el recinto. Se colocaron las losas y se ha limpiado el exterior.

En 2012 y 2013, los voluntarios restauraron el claustro, se recuperaron los restos de un horno de pan, se limpiaron el huerto y los canales de riego y se realizaron las primeras visitas guiadas en verano.

En 2014 se limpiaron los canalones y se creó una página web y un perfil social del monasterio para dar a conocer este maravilloso lugar en la zona de Las Merindades, al norte de Burgos.

Recorrido por el Monasterio

Todo el recorrido por el Monasterio de Santa María de Rioseco es muy descriptivo, con numerosos paneles informativos, fotos de la restauración del monasterio y mucha información histórica que habría que leer in situ para conocer mejor esta joya cisterciense.

El claustro del Monasterio de Santa María de Rioseco es la parte más importante y antiguamente era el centro de comunicación de los monjes que vivían en el monasterio, un lugar por el que podían pasear y entrar en otras estancias.

El claustro es un espacio rectangular con cinco arcos de medio punto a cada lado. En el lado oeste del monasterio se encuentra el granero o bodega de los monjes. Lo más llamativo es la bóveda, muy similar a la de la sala capitular.

Desde el claustro se puede acceder a algunas de las dependencias de los monjes, hoy cerradas, pero lo más interesante es la escalera de caracol sin eje central que conducía a las dependencias de la planta baja. Este tipo de escalera se conoce en arquitectura como «escalera sin alma».

Es una visita obligada cuando se visitan las Merindades de Burgos. Es un lugar muy didáctico e impresionante en el que se pueden hacer hermosas fotos de los restos del monasterio.

¿Dónde dormir cerca del Monasterio de Santa María de Rioseco?

Booking.com

Disfruta de cada momento.

COMPRA AQUÍ tus VUELOS más baratos.

COMPRA AQUÍ tus VUELOS más baratos.

CONTRATA AQUÍ tu SEGURO DE VIAJE CON DESCUENTO. Código: VAMOSAVIAJAR10.

CONTRATA AQUÍ tu SEGURO DE VIAJE CON DESCUENTO. Código: VAMOSAVIAJAR10.

RESERVA AQUÍ los mejores TOURS y ACTIVIDADES y TRASLADOS DEL AEROPUERTO.

RESERVA AQUÍ los mejores TOURS y ACTIVIDADES y TRASLADOS DEL AEROPUERTO.

RESERVA AQUÍ tu RESTAURANTE y consigue increíbles descuentos por ello. Código: 7C82B03B

RESERVA AQUÍ tu RESTAURANTE y consigue increíbles descuentos por ello. Código: 7C82B03B

Javier

Me llamo Javier, nací un 25 de diciembre de 1.985 en Madrid. Estudié electrónica e informática pero, como muchos españoles, trabajo en el sector del Telemarketing.Desde siempre me ha llamado el viajar, conocer sitios nuevos, pero no lo empecé a hacer hasta hace no mucho (12 años más o menos, jajaja). Mi primer viaje fuera de España fue a Londres y, ya desde entonces, he podido conocer otros países como Turquía, Alemania, México… Y poco a poco la lista se irá ampliando y, este blog, será la prueba de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *