Asturias – Lagos de Covadonga y Concejo de Cabrales día 2

El segundo día no nos despertamos muy temprano, ya que para poder subir con el coche hasta los Lagos de Covadonga hay que hacerlo antes de las 8:30, y no teníamos prisa, ya que los días no acompañaban mucho por la lluvia. Así que salimos a las diez del hotel dirección al parking donde dejaríamos el coche y nos subiríamos en el autobús que nos llevase hasta los lagos.

Para poder dejar el coche en el parking, tendréis que abonar dos euros a los vigilantes que se encuentran en el acceso, con lo que podréis dejar el coche durante todo el día. Nosotros lo dejamos en el parking cuatro, el más cercano al corte de la carretera.

El autobús para poder subir cuesta 8€ (billete de adulto) por persona, y realiza dos paradas pasado el parking 4, una es el pueblo de Covadonga, y la otra en el Centro de Visitantes “Pedro Pidal” de los Lagos de Covadonga (Pincha aquí para ver la página del consorcio de autobuses de Asturias).

Nosotros decidimos empezar la visita por los lagos y después bajar a Covadonga, así que nos montamos en el autobús y empezamos a subir. Cuando pasamos el pueblo, nos dimos cuenta de por qué cortan la carretera. Esta es muy estrecha, casi no entraba el autobús (se iban avisando por radio de dónde iba cada uno para pararse en puntos estratégicos para dejarse pasar), sin arcén, lleno de vacas y ovejas, que al estar acostumbradas al ser humano, costaba que se quitasen de la carretera.

El día parecía que no acompañaba mucho, ya que el cielo se veía con muchas nubes, pero según íbamos subiendo las dejamos abajo, en el valle, pero no todas, como se puede apreciar en las fotos 😀 .

Vistas del valle subiendo hacia los Lagos de Covadonga - Asturias
Vistas del valle subiendo hacia los Lagos de Covadonga – Asturias

En la zona de los lagos hay varias rutas que puedes seguir para recorrerlos y verlos por completo, y otros lugares como una mina o incluso un túnel minero por el que puedes cruzar de un lado a otro de la montaña (son unos 20 metros de largo).

Aquí tenéis los recorridos que hay en los Lagos de Covadonga de su web oficial.

Empezamos el recorrido recomendado por el lago Enol, a 1.060 metros sobre el nivel del mar. Continuamos el recorrido subiendo por la senda marcada en el suelo con adoquines hasta llegar al primer mirador, desde donde se obtienen unas vistas increíbles de los dos lagos, cada uno a un lado del mirador de la Picota.

Ahora, ya cuesta abajo, llegamos al segundo lago según nuestra ruta, el lago La Ercina, a 1.108 metros sobre el nivel del mar.

Lago Enol (izq )y La Ercina (dcha) desde el mirador de la Picota en los Lagos de Covadognda - Asturias
Lago Enol (izq )y La Ercina (dcha) desde el mirador de la Picota en los Lagos de Covadognda – Asturias
Lago La Ercina en los Lagos de Covadognda - Asturias
Lago La Ercina en los Lagos de Covadognda – Asturias

A través de una senda marcada por una pasarela de madera, y a apenas doscientos metros, descubrimos un paisaje que no es producto de la naturaleza sino de la mano del hombre, existiendo desde el año 1.879 hasta el 1.979 una explotación minera, de la cual se extraía manganeso, hierro y cinabrio. Una moderna escultura representando a un minero, es el mudo testigo de un paisaje inimaginable hoy en día.

Continuamos a través del túnel (lo tendréis que descubrir por vosotros mismos 🙂 ) hasta el siguiente mirador, el mirador del Príncipe, desde donde se obtienen unas increíbles vistas del valle, completamente verde y donde puedes ver los ríos serpentear montaña abajo.

Vistas desde el mirador del Príncipe en los Lagos de Covadonga - Asturias
Vistas desde el mirador del Príncipe en los Lagos de Covadonga – Asturias

Esta ruta tiene aproximadamente unos cuatro kilómetros de longitud y acaba en donde la empezamos, en el Centro de Visitantes, donde esperamos al autobús que nos llevaría hasta el pueblo de Covadonga.

En Covadonga podremos ver a la patrona de Asturias, donde se encuentra desde hace más de 1.300 años. Para poder verla tendremos que ir a la Santa Cueva, excavada en la roca y encima de una cascada, tendremos que subir por una larga escalera para llegar a ella. Bajo la Santa Cueva, donde cae la cascada, se encuentra la Fuente “del matrimonio” o “de los siete caños”, donde cuenta la tradición que si bebes de los siete caños sin respirar, en un año te deberás de casar, porque según dice una tradición recogida en el folklore asturiano “la virgen de Covadonga tiene una fuente muy clara, la niña que de ella bebe dentro del año se casa, al llegar a Covadonga no bebas agua, morena”.

Fuente “del matrimonio” o “de los siete caños” en Covadonga - Asturias
Fuente “del matrimonio” o “de los siete caños” en Covadonga – Asturias

Estuvimos un rato en un bar de Covadonga tomándonos una cerveza con unas patatas con bacón y queso mientras esperábamos al siguiente autobús que nos llevaría de vuelta al coche para ir a comer una de las comidas que más nos gustan, una buena fabada asturiana.

Sidra y Fabada asturiana
Sidra y Fabada asturiana

Tras terminar de comer, pusimos rumbo hacia el Funicular del Naranjo de Bulnes, pero antes hicimos una parada en el mirador que se encuentra a mano derecha entre las localidades de Carreña de Cabrales y Póo de Cabrales.

Vistas del Naranjo de Bulnes (en el centro )desde el mirador - Asturias
Vistas del Naranjo de Bulnes (en el centro )desde el mirador – Asturias

Llegamos al pueblo  de Las Arenas, donde hay que coger el desvío para ir al funicular, pero decidimos hacer una parada y mirar un poco los productos locales para comprar algo para llevar a casa, así que al final compramos una caja de botellas de sidra y unas tablas de queso, entre ellos el cabrales, típico de la zona.

Llegamos al puente de los Poncebos, el cual cruza el rio Cares y donde se encuentra el inicio del funicular, pero por las fechas que eran no nos aseguraban el poder bajar en el último, así que sin más, cogimos el coche y continuamos carretera arriba y llegamos hasta el pueblo de Sotres, desde donde tuvimos unas vistas increíbles de una zona de los Picos de Europa, hasta que ya llegó una hora en la que no podíamos ver nada, así que nos dimos media vuelta y fuimos a Cangas a cenar, y de ahí, directos a la cama para volver el día siguiente a Madrid, pero no sin antes terminar de visitar algunas zonas de esta bella provincia.

sigiuente dia

 

dia anterior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s