Diarios viajerosNavarra

Navarra en cinco días: Nuestra ruta en coche

En el año 2017, decidimos emprender un viaje por carretera de 5 días por Navarra. Partimos desde Madrid y nos dirigimos hacia Pamplona, donde nos alojamos todo del tiempo.

Durante los siguientes días, visitamos algunos lugares emblemáticos como Ochagavía, el Castillo de Javier y Monasterio de Leyre, o a explorar Pamplona y sus calles llenas de historia y tradición. También hicimos una excursión a Olite y Bardenas Reales el último día.

Fue un viaje increíblemente gratificante, lleno de momentos inolvidables y paisajes impresionantes. Si quieres saber más sobre cómo planificamos esta emocionante ruta en coche por Navarra, ¡no dudes en seguir leyendo!

Índice de contenidos

Ruta en coche de cinco días por Navarra

Día 1: Madrid – Pamplona

Iniciamos nuestro viaje de cinco días por Navarra con un contratiempo: el chico que nos había alquilado la casa en Pamplona la canceló a última hora. Después de buscar un hotel, terminamos en Orcoyen, un pequeño pueblo a 10 minutos en coche del centro. El primer día, recorrimos la Plaza de Santiago y la Calle Estafeta, donde disfrutamos de los bares de pintxos y poteo. También visitamos la Plaza del Castillo y la Calle San Nicolás, donde pudimos probar más pintxos. Al final del día, nos retiramos al hotel para descansar antes de continuar nuestro viaje por Navarra.

Día 1: Pamplona y dónde cenar a la llegada

Día 2: Ochagavía y el Pirineo en un día

Durante nuestro viaje de cinco días por Navarra, en el segundo día decidimos visitar Ochagavía, un pueblo encantador con casas típicas y el río Salazar que lo separa. Luego, subimos a la capilla de Nuestra Señora de Muskilda para obtener unas buenas vistas del valle del Salazar antes de ir a la selva de Irati. Sin embargo, cuando llegamos, nos encontramos con que la carretera estaba cortada y decidimos hacer una ruta por la fuente de Lojanz antes de ir a Roncesvalles y finalmente a San Juan a Pie de Puerto en Francia. En San Juan, destacó la Calle de la Ciudadela, que nos llevó a la Ciudadela de Mendiguren.

Día 2: Ochagavía y el Pirineo en un día

Día 3: Foces, Castillo de Javier y Monasterio de Leyre en un día

Durante nuestro viaje de cinco días por Navarra, en el tercer día visitamos la Foz de Lumbier en el pueblo de Lumbier, donde nos impresionaron las paredes verticales de hasta 150 metros de altura erosionadas por el río Irati. Atravesamos un túnel sin iluminación y caminamos por un sendero estrecho para llegar al Puente del Diablo. Después, visitamos el Mirador de la Foz de Arbayún, donde vimos buitres leonados sobrevolando la colonia más grande del mundo. En Sangüesa, vimos la iglesia de Santa María la Real y nos tomamos una cerveza con un pintxo de aperitivo. También visitamos el Castillo de Javier y el Monasterio de Leyre, habitado por monjes benedictinos y famoso por su rica cultura.

Día 3: Foces, Castillo de Javier y Monasterio de Leyre en un día

Día 4: Pamplona, sus calles y tradición en un día

En nuestro penúltimo día de viaje de cinco días por Navarra visitamos, de nuevo, Pamplona. Combinando los tres recorridos recomendados por la oficina de turismo, comenzamos por los Corralillos del Gas y el encierrillo, para luego continuar por el Paseo de Ronda y el Portal Nuevo, llegando a los Jardines de la Taconera y la Ciudadela. Después de comer en la Plaza del Castillo, visitamos la Iglesia de San Lorenzo y la Capilla de San Fermín. Continuamos nuestro camino hacia los Corrales del Santo y la Hornacina de San Fermín, el Portal de Francia y el Puente de la Magdalena, antes de regresar a la Catedral de Pamplona.

Día 4: Pamplona, sus calles y tradición en un día

Día 5: Olite y Bardenas Reales en un día

En nuestro camino de vuelta a Madrid, después de nuestro viaje en coche de cinco días por Navarra, decidimos hacer dos paradas: la primera en Olite para visitar su impresionante castillo y la segunda en las Bardenas Reales, un paraje natural semidesértico con formaciones rocosas increíbles. En Olite nos comimos unas rabas y un bocata en la plaza que está justo a la entrada del castillo antes de continuar hacia las Bardenas. Allí visitamos el mirador Bardena Blanca y el Cabezo de las Cortinillas, donde pudimos contemplar las vistas y la tranquilidad que el desierto ofrece. Finalmente, nos montamos en el coche y emprendimos rumbo a casa, quedándonos aún casi 350 kilómetros para llegar.

Día 5: Olite y Bardenas Reales en un día

¿Quieres organizar tu viaje? Aquí puedes empezar

COMPRA AQUÍ tus VUELOS más baratos.
RESERVA AQUÍ tus HOTELES más baratos.
CONTRATA AQUÍ tu SEGURO DE VIAJE CON UN 20% DESCUENTO. Código: VAMOSAVIAJAR10.
RESERVA AQUÍ los mejores TOURS y ACTIVIDADES y TRASLADOS DEL AEROPUERTO.

«Disfruta de cada momento».

Javier Esteban del Río
Ver perfil en Linkedin

Descubre las aventuras de viajar y estrategias de SEO con Javier Esteban del Río. Experto en turismo digital y creador de contenido apasionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *