País Vasco y Francia – Bilbao Día 13

Hoy íbamos a ver uno de los museos más importantes de España, el Guggenheim. Nuestro décimo tercer día iba a ser muy emocionante, por lo menos para mí, ya que aparte de conocer el museo, iba a poder ver a uno de mis equipos de futbol, el Athletic Club de Bilbao, en el nuevo San Mamés.

Fuimos temprano a ver el museo y para llegar fuimos andando desde Deusto ya que desde las paradas de metro más cercanas, teníamos que andar igual (Abando y San Mamés son las más cercanas y aun así hay que andar unos 15-20 minutos desde cada una).

freetour bilbao2

Para llegar cruzamos el Puente Euskalduna hasta el estadio. El puente, con una curva en uno de sus extremos, fue construido para aliviar el tráfico de otro de los puentes más importantes, el de Deusto. La zona de Euskalduna fue una de las más importantes de Bilbao por los grandes astilleros que allí se encontraban, procediendo a su cierre en la década de los 80, dando lugar a una de las luchas obreras más importantes de todo el País Vasco.

Torre Iberdrola - Bilbao
Torre Iberdrola – Bilbao

Cruzando el puente se obtiene una vista muy buena de la Torre Iberdrola, el edificio más alto de Bilbao, el Palacio de Euskalduna, la grúa Carola (la única que queda con vida de los antiguos astilleros, a día de hoy sin uso), y de un edificio en el barrio de Olabeaga que se ha hecho famoso por una pintada en su fachada (bastante grande por cierto) en la que se puede leer “SOÑAR” (más información gracias a ScGallery).

Pintada "Soñar en el barrio de Olabeaga - Bilbao
Pintada “Soñar en el barrio de Olabeaga – Bilbao

Atravesamos de punta a punta el parque de Doña Casilda de Iturrizar dando un agradable paseo y disfrutando de su Fuente cibernética y el estanque para patos rodeados de árboles y palmeras.

Salimos por la entrada que da a la Plaza Euskadi y, tras andar apenas cinco minutos, llegamos a ver el perro de flores más grande que hayamos visto jamás, “Puppy”, y detrás de este, como lo llaman coloquialmente, la caseta de perro más grande, el Museo Guggenheim.

 

“Puppy” es una escultura del artista Jeff Koons, de trece metros de altura, que representa a un cachorro de la raza West Highland White Terrier. Está formado por una estructura metálica cubierta por flores de diferentes tipos.

Tras unas fotos con el perrete, compramos las entradas al museo y comenzamos la visita. La construcción del museo fue terminada en octubre de 1.997 y su creador fue el arquitecto canadiense Frank Gehry.

sanjuan

En el momento en el que nosotros lo visitamos, a parte de las colecciones permanentes, entre las que destacan “La Materia del tiempo” de Richard Serra por su tamaño (donde podréis caminar entre las figuras que crea con enormes planchas de metal) o “Instalación para Bilbao” de Jenny Holzer, también pudimos disfrutar de las exposiciones itinerantes de Jeff Koons (“Retrospectiva”) y Jean-Michael Basquiat (“Ahora es el momento”).

tourgugen

Tras visitar el museo (se puede tardar unas 3-4 horas) bajamos a la Ría de Bilbao para ir recorriéndola y contemplando más esculturas que se encuentran a pie de calle, como “Mama” (también conocida como “la araña”) de Louise Bourgeois, “Escultura de niebla nº 08025” (empieza a salir niebla de la nada de repente) de Fujiko Nakaya y “El gran árbol y el ojo” de Anish Kapoor, entre otras.

Fuimos hasta el Puente del Ayuntamiento, donde cruzamos la ría para dirigirnos a las “Siete Calles” del Casco Viejo para comer algo. Se llaman así porque, en la antigüedad dentro de las murallas de Bilbao, eran las que formaban el poblado medieval original. En nuestros días se pueden degustar los mejores pintxos acompañados de un ambiente espectacular desde el mediodía hasta la noche.

Museo Guggenheim - Bilbao
Museo Guggenheim – Bilbao

El partido era a las nueve de la noche, ya que se jugaba contra el Inter Baki la clasificación de la Europa League, así que nos fuimos a casa a descansar un poco (una siesta nunca viene mal), y después volvimos a la zona de San Mames, en concreto a la calle Licenciado Pozas donde, cuando hay partido, cortan la calle entera y se forman ríos de aficionados con las camisetas del Athletic yendo de bar en bar para calentar motores. Si os coincide un día que estéis por allí y haya partido, no dudéis en ver el ambiente.

A las nueve entré junto a mi tío al campo para disfrutar del partido mientras que el resto se quedaba con mi tía degustando unos estupendos pintxos.

freetour bilbao

El partido acabó 2-0 para el Athletic y, como no podía ser menos, había que celebrarlo… y después, nos fuimos a la cama que ya al día siguiente era el último día antes de volver para Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .