Asturias – Vuelta a Madrid día 3

Nuestro viaje de vuelta a Madrid no lo íbamos a hacer de seguido y directos para casa, como siempre intentamos hacer, lo aprovechamos para continuar conociendo sitios.

Con la reserva del hotel nos regalaron unas entradas para ir a ver La Cuevona en el pueblo de Avín. Es una cavidad de 500 metros que podemos visitar para conocer más sobre el período glaciar en los Picos de Europa, cuenta con tres entradas por las que transcurre el río Chicu y se puede visitar durante todo el año.

Durante la visita llama la atención el fósil completo de una cría de rinoceronte, perfectamente conservado desde que muriera durante la última gran glaciación cuaternaria. Entre otros restos podemos ver varias reproducciones de mamuts y ciervo gigante.

Tras recorrer La Cuevona de Avín, decidimos que pararíamos en Santander para comer y desde allí continuar nuestro camino hacia Madrid, así que nos pusimos en marcha, pero en vez de hacerlo por la autovía, fuimos por las carreteras secundarias que bordean la costa para poder ver las preciosas playas de Asturias.

La primera en la que paramos (y la que sería la última), fue la playa de la Franca. Es una playa muy larga y embutida entre dos acantilados repletos de árboles. Cuando la marea baja, deja a la vista un extenso arenal húmedo y firme por el que pasear y descubrir lugares que normalmente están cubiertos por el agua, como las cuevas (andando con el mar al frente, las encontráremos a nuestra derecha) y grandes rocas de bonitas formas donde se alojan pequeños moluscos.

Nos quedaba ya una hora para llegar a Santander cuando, de repente, a la que salíamos de la playa, empezó a llover, con tal fuerza, que tuvimos que rebajar la velocidad a casi unos 50-60 km/h porque no podíamos ver lo que teníamos delante.

Con la que estaba cayendo, decidimos ir hacia el sur, para intentar dejar atrás la lluvia, y decidimos ir a comer a un sitio que ya conocíamos, y bastante, Medina de Pomar, mi pueblo 🙂 . Si tenéis oportunidad de conocerlo, no dudéis en pasar por debajo de su arco de la Judería construido en el siglo XVI, conocer su muralla, visitar el Alcázar de los Condestables y el Monasterio de Santa Clara, comprar una caja de las deliciosas pastas de Santa Casilda y dar un paseo por sus calles y plazas.

Para comer paramos en la Cervecería los Pinos, muy recomendable para platos combinados o pollos asados.

Morcilla de arroz de Burgos con patatas, huevos fritos y pimientos rojos en la Cervecería Los Pinos - Medina de Pomar
Morcilla de arroz de Burgos con patatas, huevos fritos y pimientos rojos en la Cervecería Los Pinos – Medina de Pomar

Tras comer continuamos hacia Madrid y, tras casi cinco horas de viaje (había atasco en la entrada de Madrid), conseguimos llegar a casa.

“Disfruta de cada momento”.

¿Te ha gustado Asturias y quieres ir a conocerla? Aquí tienes un listado con los hoteles de Asturias, sólo tendrás que registrarte y seleccionar las fechas de tu viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s