Navarra – Día 5 – Olite y Bardenas Reales

Ya terminó nuestro viaje por tierras navarras, pero no sin antes, ir a ver una plaza que desde el 2 de junio del 2017 lleva el nombre de uno de mis grupos preferidos de la infancia, Marea. Esta plaza se encuentra en la localidad de Berriozar (dirección de la plaza).

20171015_110424.jpg

Una vez nos sacadas las fotos de rigor, emprendemos nuestro viaje de vuelta a Madrid, pero no sin antes hacer dos paradas obligatorias, la primera en Olite, para contemplar su castillo y en las Bardenas Reales, paraje natural semidesértico.

Sobre las 12 estábamos ya en el pueblo de Olite. Aparcamos en un parking que se encuentra cerca del castillo, en la misma carretera de la entrada.

El Castillo de Olite es una joya de carácter cortesano construido en el siglo XIII. Es un castillo que me recuerda mucho a un castillo de cuento Disney con sus altas torres (la Torre del Homenaje con casi 40 metros), almenadas, pasillos, a veces incluso laberínticos, enredaderas verdes que trepan por las paredes y unas vistas de todo Olite que, como dije, hacen de este castillo y su pueblo parecer que han salido de un cuento.

Una vez visitado el castillo, estuvimos comiéndonos unas rabas (dejan mucho que desear a las del País Vasco) y un bocata en la plaza que se encuentra justo a la entrada del castillo. Y tras el café, nos montamos en el coche y emprendimos rumbo a las Bardenas Reales.

Nuestra primera parada en las Bardenas Reales tras unos 50 minutos desde Olite fue en el mirador Bardena Blanca (dirección del mirador), justo al lado del centro de información de las Bardenas.

Es un mirador desde el cual se puede divisar todo el paraje natural y además, cuenta con una ilustración donde podréis conocer los diferentes lugares que componen este paraje natural.

Desde el mirador, fuimos a Castildetierra (cuidado por el camino, aunque el GPS os guíe por un camino que no sea la pista general de arena, no lo cojáis, casi nos quedamos atrapados por un camino lleno de barro).

Cabezo de Castildetierra y alrededores - Navarra
Cabezo de Castildetierra y alrededores en las Bardenas Reales – Navarra

Castildetierra tiene un pequeño parking justo al lado, que por muy pequeño que sea, podréis aparcar sin dificultad.

Las Bardenas Reales hace millones de años estaban cubiertas por agua, pero esta desapareció cuando al producirse una apertura, el agua fue hacia el Mediterráneo, y quedaron las rocas sedimentarias. Estas rocas están dispuestas de tal manera que las más duras, piedras, arenisca o caliza, están en la parte superior, mientras que las más blandas, como las arcillas, están en la zona inferior, siendo estas últimas las más rápidas en erosionarse.

Castildetierra, para desgracia de todos, está condenado a la desaparición, así que si pasáis cerca, no dudéis en visitarlo, y, sobre todo, disfrutarlo con respeto, lo merece.

Desde Castildetierra fuimos a ver el Cabezo de las Cortinillas, se asemeja a la formación de Castildetierra, pero eso sería hace millones de años, el Cabezo de las Cortinillas aún es más ancho y se puede contemplar cómo afecta el paso del tiempo y la erosión en este lugar.

Cabezo de las Cortinillas en las Bardenas Reales - Navarra
Cabezo de las Cortinillas en las Bardenas Reales – Navarra

En este lugar hay que tener cuidado, se pueden ver restos de las rocas de arriba que al ser erosionada la arcilla, han caído desde lo alto, y hay muchas zonas en las cuales, puede que no tarde en pasar. Desde la parte de arriba, salía un camino que llegaba a la parte más alta del Cabezo, pero aparte de que las escaleras de subida estaban rotas, hacía mucho viento como para aventurarse.

Parte a la que no subimos del Cabezo de las Cortinillas en las Bardenas Reales - Navarra
Parte a la que no subimos del Cabezo de las Cortinillas en las Bardenas Reales – Navarra

Y ya, tras estar un rato contemplando las vistas y la tranquilidad que el desierto ofrece, nos montamos en el coche y pusimos rumbo a Madrid, que aún nos quedaban casi 350 kilómetros para llegar a casa.

Así que desde aquí despedimos este fantástico viaje de cinco días por tierras de Navarras. Espero que os haya gustado y sobre todo animado a conocer este rincón de España.

“Disfruta de cada momento”.

¿Te ha gustado Navarra y quieres ir a conocerla? Aquí tienes un listado con los hoteles de Pamplona, sólo tendrás que registrarte y seleccionar las fechas de tu viaje.

3 comentarios

  1. ¡Muchas gracias Úrsula! Nosotros tampoco lo conocíamos, y eso que he pasado cerca (más o menos). Pero era un destino que teníamos en mente. Espero que lo puedas conocer y disfrutar tanto cómo nosotros.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s